Régimen de Venezuela busca destruir la prensa independiente

1 min de lectura

Régimen de Venezuela busca destruir la prensa independiente. Según la SIP existe un plan oficial que busca destruir a medios y periodistas en Venezuela.

Venezuela prensa independiente

“Existe una guerra en contra de la libertad de expresión que el gobierno libra las 24 horas del día con su inmenso aparato policial, militar, judicial y comunicacional. Pese a ello, hay profesionales de la comunicación y ciudadanos que asumen los riesgos de informar, mantienen la actividad, luchan por evitar el apagón informativo y no cesan en la lucha por recuperar la democracia”, dice el comunicado de la SIP.

Luego avanza en la descripción de este plan oficial orquestado por el gobierno de Nicolás Maduro. Y se enfoca en 4 asuntos para resumir el estado de cosas en Venezuela.

“El primero de ellos es la sistematización de los ataques a los periodistas en calles, lugares abiertos o en los espacios de instituciones públicas. Cuando aparecen grupos de uniformados a impedir o reprimir una protesta, lo primero que hacen es atacar a los periodistas, expulsarlos del lugar, golpearlos, detenerles, quitarles los equipos, robarles y en casi todos los casos, borrar la memoria digital de sus cámaras fotográficas o de sus teléfonos móviles. La primera tarea del diseño de la represión consiste en sacar a los medios de comunicación de la escena, empleando toda la violencia necesaria, para así despejar el campo y arremeter en contra de ciudadanos indefensos.

“El segundo fenómeno consiste en un programa masivo y estructurado de robo y destrucción de los equipos con que trabajan reporteros, editores y gestores de las páginas web. Se cuentan por centenares los casos de destrucción de cámaras fotográficas, teléfonos inteligentes, micrófonos, cámaras de televisión, computadoras y archivos digitales. Una emisora de radio ha sido robada en cuatro ocasiones.

“El tercer fenómeno es el de los ataques a la prensa extranjera. En algunos casos se impide el ingreso de sus representantes al país, en los mismos aeropuertos. En otros, se les detiene, los someten a extenuantes y denigrantes interrogatorios, les roban y expulsan del país. Está en curso un plan para evitar que reporteros y corresponsales informen sobre los hechos.

“El cuarto fenómeno es eliminar de forma selectiva programas de radio y televisión, en particular, de información y opinión, como los conducidos por César Miguel Rondón o el de Alonso Moleiro y Steninf Olivarez. Ambos habían conquistado importantes porciones de audiencia, pero fueron sacados del aire por orden de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL), entidad del Estado encargada de censurar, levantar expedientes y cerrar medios de comunicación”.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies